Recuerdos para mañana

miércoles, 30 de julio de 2008

Este gorrioncillo ya tiene dueño, y no soy yo.



Le encanta meterse en ese rincón del archivador y no deja que nadie entre. Y se dedica a observar a todo el que pasa. Le llamo Trompetita porque no parece que maulle como un gato, suena más bien como una pequeña trompeta afónica.



Es el hijo de mi gata favorita, Panda, primeriza, más loca que una cabra, abandonó al resto a su suerte en un espacio enorme, sólo pudimos encontrar a éste. Tuvimos que habituarla a cuidarle porque lo cambiaba de sitio constantemente en un lugar de trabajo con máquinas y carritos y cada día antes de irme me dedicaba a buscarle esperando no encontrarle muerto. Ahora ya sí le quiere y el pobre está muy espabilado, no ha tenido más remedio.



A esta cara de pena la llamo Wesi en gato. Tengo dos gatos con nombre compuesto ahora que lo pienso, aunque dentro de poco sólo tendré uno porque ella también tiene un dueño que no soy yo. La llamo Wesi en gato porque me recuerda en el color al del pelo de mi hermana cuando le da el sol, y a ella le llamo Wesi. Además, se parecen un poco...


Esta cosita tiene otra mamá, aunque la cría también Panda, es menor que Trompetita, pero su madre también es primeriza, y además arisca, nació en el campo y no quiere saber nada de humanos más que cuando tiene hambre (siempre, porque no le gusta cazar). Ella tiene cara de pena, y en fin, ya se sabe, los genes.



Y este otro cara pena es Bonito. No se aprecia mucho su cara de pena, más se ve la de sueño, pero la tiene, vaya si la tiene.



Me encanta el pelaje de este gato, por eso le llame así. Y también es hijo abandonado-rescatado de la gata Coloraíta MuertaHambreCaraPena.

También tiene otro dueño.

Tampoco soy yo.



Quería hacer aquí un reportaje, más para mí que otra cosa, que me ayudara a recordar a estos gatillos, ya que tengo un blog que sirva para algo útil. Me da mucha pena darlos, y más cuando hemos pasado tanto para sacarlos adelante, pero ya no podemos con más gatos.

Me veo el día de mañana mayor, sola, tejiendo y con decenas de gatos a mi alrededor.

3 dimes y diretes:

Julia dijo...

son una monada, buen trabajo :-)

Alex dijo...

Ohhh, vaya, creo que podremos reunirnos de mayores para tejer con los gatunillos ; )

macmalv dijo...

Pues yo me apunto a eso de hacerme mayor tejiendo y rodeada de gatos, de hecho llevo años diciendolo y se creen que es en broma jajaj